Tipos de cara de mujer

adictos a los pendientes – parte 2

Como comentamos en el post anterior, los pendientes son un complemento que potencia la iluminación del rostro, con independencia del vestuario que lleves y el buen gusto para coordinarlos (eso lo iremos desarrollando en otros artículos) pero hoy en lo que vamos a hacer hincapié es en armonizar este complemento con la forma del “El Rostro”.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es la forma de tus facciones: más alargadas, más redondas…

Las personas que llevamos mucho tiempo trabajando en moda tenemos conceptos, que, por asumidos, damos por supuesto que son conocidos por todos los usuarios. En esto creo que nos equivocamos y para los que están empezando en este mundo o simplemente quieren aprender a sacar más partido, en este caso, a la estética de su cara, os vamos a explicar este concepto que por obvio no tiene que ser conocido por todos.

La Ley Del Contrario:

En el concepto de moda actual, para suavizar una figura tienes que confrontarla con la forma contraria.

Centrándonos en el mundo de “Los Pendientes”, si tienes una cara muy redonda un pendiente ideal sería más alargado para equilibrar más la estructura. Si tienes unas facciones más cuadradas, nos decantamos por un diseño más ovalado…

Si lo que queremos intentar es utilizar este complemento para potenciar la belleza de nuestro rostro y contrarrestar los excesos, vamos a utilizar este juego de formas para dar más perfección a nuestros rasgos.

Tenemos que buscar ese contraste que ópticamente suavice las líneas más pronunciadas de nuestro rostro y resulte más favorecido. Insistimos, una cara más alargada se verá más proporcionada con un pendiente redondo o cuadrado que con uno más largo que no ayudará a disimular ese supuesto desequilibrio, al revés, lo potenciará.

¿La excepción que confirma la regla? Estamos hablando de formas, no de tamaños.

Cuidado, una cara muy pequeña con un pendiente muy grande seguramente resaltará lo reducido del tamaño del rostro y con uno muy pequeño tampoco ayudará a mejorar esa percepción. O una cara muy grande con un pendiente muy excesivo puede producir la sensación de un rostro muy exagerado…

Seguiremos avanzando con este complemento porque tenemos más consejos que daros, sin duda tenemos que hablar también de los colores, pero creemos que hemos dejado dos conceptos muy claros:
Los pendientes iluminan la cara y ayudan a equilibrar las facciones.

Esperamos haberos interesado y ayudado un poco para elegir tu pendiente perfecto, de todas formas, si quieres puedes preguntarnos tus dudas e intentaremos ayudarte desde nuestro blog.

Gracias por leernos.

No hay comentarios

Escribe un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad